Bautismos y actividades en la obra carcelaria

miércoles, 25 de marzo de 2015

LA LABOR DEL PASTOR CARCELARIO

LA  LABOR DEL PASTOR CARCELARIO
Por Leonardo Isaza Ríos
Pastor carcelario


Existe una gran necesidad al interior de las cárceles: conocer la verdad para ser verdaderamente libres.

Hablar de la obra carcelaria es hacer mención de una labor netamente  misionera, un ministerio  encaminado a  brindar  dentro de los establecimientos penitenciarios de Colombia, una ayuda en el proceso de resocialización de la población interna  desde el aspecto espiritual. El pastor carcelario o capellán  junto con su esposa brindan  una gran ayuda, en lo que tiene que ver con el trabajo extramuros, entendiéndose que no solamente se realiza una labor de orientación espiritual y evangelistica al  interno; sino  que también el objetivo es llegar a su  círculo familiar.



Actualmente las funciones a realizar por el pastor carcelario o capellán  están enfocadas en 3 áreas:
Área espiritual
Área familiar
Área ocupación  laboral

 3 áreas en las que el capellán debe orientar el interno, para así lograr el objetivo en el proceso de resocialización hacia su libertad.
La labor realizada por los pastores carcelarios dentro de las cárceles es una  labor bastante dispendiosa, y que comienza desde el mismo momento de ingresar al establecimiento, sometiéndose a todos los controles de seguridad exigido por las autoridades penitenciarias, esto hace que el capellán o pastor carcelario se llene de mucha  paciencia, también se le hace necesario que conozca a fondo el reglamento interno.
El pastor carcelario es un ministro que debe identificarse bastante con la necesidad que hay al interior de los penales, por ello es importante que conozca a fondo el tema de cómo realizar una buena labor de asistencia espiritual; para de esta manera cumplir las metas trazadas como es la de ver muchos de estos hombre y mujeres totalmente convertidos al Señor.
Una de las tareas de mayor exigencia y con mayores resultados realizadas por los pastores carcelarios, es la asistencia espiritual personalizada,  ya que esta abre un puerta para que el interno pueda a fondo primero desahogarse, resolver sus inquietudes y recibir una mejor orientación a nivel  espiritual y doctrinal, también es importante que los pastores carcelarios conozcan a fondo las políticas del programa de tratamiento penitenciario que se manejan en los centros penitenciarios. La  distribución del tiempo y el espacio para que el pastor carcelario pueda realizar la labor de asistencia espiritual está regulada por los directivos administrativos de cada centro penitenciario, por tal motivo el pastor carcelario debe saber manejar muy bien esta situación, para no caer en el error de ser amonestado al incumplir las normas exigidas. La tarea de evangelizar es las cárceles aunque muy poco reconocida pero de mucha importancia, hace parte de la gran comisión, de ahí que sean pocos los que se unan a esta misión, cuando el pastor carcelario ingresa a la cárcel a predicar sabe que se enfrenta a muchos desafíos, lo cual hace necesario que sea un hombre de: fe, visión, con autoridad moral y espiritual,  y con conocimiento en las escrituras, para que el ejercicio de su ministerio brinde seguridad y confianza a los internos que solicitan de la asistencia espiritual.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Compartenos en

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More